lunes, 4 de enero de 2016

Vuelta al lío

Hedonismo contemplativo
Hedonismo contemplativo, definición gráfica
Hace días que no escribo, ni aquí ni apenas en las redes sociales. Después de las elecciones y tras unos meses de intenso trabajo en la candidatura de Unidad Popular he precisado unos días de aterrizaje en los que recuperar viejos hábitos, retomar tareas pendientes y (los más) dedicarme a un cierto hedonismo contemplativo para poder cargar pilas y reflexionar sobre los pasos a tomar ahora.

La conclusión no parece compleja a simple vista: no ha cambiado nada ergo hay que seguir. Pero el escenario es otro y la correlación actual de fuerzas obliga a una revisión del método. Cuál tiene que ser este nuevo método o vía de comunicación-negociación-pedagógica es algo que aún desconozco puesto que el problema no radica en el mensaje ni en su expresión (o no tanto) si no en la posibilidad de expresarlo en foros más o menos concurridos y de poder hacerlo en las condiciones adecuadas (tanto en tiempo como en capacidad comunicativa) para que pueda ser expresado, claro que contamos con prejuicios y decisiones pretomadas en contra, pero si nos gustasen las cosas fáciles seguiríamos modas cual moderno de preciar y ahora estaríamos peinando largas barbas meditando qué estilo es más cool ahora en lugar de volver al barro político que es donde nos gusta revolcarnos.

Como ya digo aún no dispongo de la solución al nuevo modo de expresión de la política transformadora que debemos volver a defender, pero sí tengo claro que la solución vendrá inexorablemente tras un sesudo análisis de la actualidad.

PSOE o como estar mal y en el peor lugar cuando estás mejor de lo que pensabas

Pedro Sánchez - PSOEEl título es rebuscado, pero expresa la realidad actual en torno a la formación del puño y la rosa. Se auguraba un gran descalabro en los resultados electorales de la formación, y descalabro ha habido, eso no se puede negar (se han perdido un millón y medio de votos, que son veinte diputados), pero parecía que podía ser más, incluso se especuló con que sería desplazada al tercer o cuarto puesto como fuerza en el congreso. Pero el PSOE se ha mantenido como segunda y por lo tanto principal de la oposición, muy por encima del tercer grupo parlamentario. Pero pese a ello, pese a estar mejor de lo que se pensaba, la situación no es buena porque ahora tiene sobre sí mismo la responsabilidad de facilitar la investidura de Mariano Rajoy o, por el contrario, de intentar una gran coalición para cambiar las políticas actuales.

El Partido Socialista ha optado por la solución que aparentemente es la más inteligente, se viste de gallardía y manifiesta que los resultados electorales los colocan en la oposición y allí se quedarán como gente obediente que son. Las virtudes de esta solución son evidentes: en un momento en el que la crisis no ha remitido (digan lo que digan) y teniendo en cuenta sus políticas económicas al dictado merkeliano no pueden someterse a un gobierno débil y con escasos apoyos parlamentarios, tal desgaste sería insoportable para el partido fundado por Pablo Iglesias (el original). Así apartarse ahora, lamer las heridas y resolver el liderazgo interno como vía de promover la cohesión, amén de esperar que se desinfle el globo de Podemos, es la mejor opción para resurgir dentro de cuatro años fortalecidos. ¿Lo es?

Todos juntosHay otra vía que el PSOE no estaría valorando porque es más complicada de vender e incluso de entender por algunos sin mucha amplitud de miras ni visión política. Si sumamos los votos de PSOE, Podemos, En marea, En comú Podem, És el moment, UP, ERC y DiL tenemos 178 escaños, mayoría absoluta. Y el único peaje sería pactar un referéndum a la escocesa. Sí, sí, el PSOE nunca aceptaría eso y Podemos sólo lo está usando como línea roja para no tener que pactar y poder echar la culpa a los intransigentes. Pero pensemos un momento qué se puede decir a los barones que puedan entender (y no lo de la democracia y que si no quieren estar pues que no estén porque obligados no funciona... no sirve).

Actualmente hay un empate técnico entre los que están a favor del sí y lo que lo están por el no, también es sabido que muchos del sí simplemente son como reacción a determinadas políticas o por no tener resuelto el encaje en términos democráticos. Estoy convencido de que pactando ahora un referéndum vinculante en un año, se podría conseguir apoyo suficiente para un gobierno del PSOE con nacionalistas catalanes e incluso vascos. Un referéndum cuyo resultado sería con toda probabilidad un no que cerraría durante un tiempo la cuestión encerrándola en una democracia real de la que huirían todos los extremismos y polarizaciones artificiales en favor de un debate tranquilo y respetuoso. Luego quedarían tres años de gobierno en los que existiría la oportunidad de hacerlo medianamente bien para poder remontar en las encuestas.

Otros cálculos dirían que esta solución sería la mejor forma de finiquitar al PSOE (y por ende al PSC) ya que el grueso de la militancia (ni de sus dirigentes) sería capaz de entender la jugada por una defensa cerril y nada democrática de la unidaz de Ep-paña.
Barones del PSOE


CUP o estos sí que están en un mal sitio de cojones

Les CUP han estado esta semana bajo el foco por estar en el peor sitio posible, teniendo
Assamblea de las CUP
que escoger con las pinzas en la nariz. De sobras es conocido que las CUP son un movimiento independentista lo cual nos hace olvidar que también lo es de izquierdas además de asambleario. Y recalco lo de asambleario porque cuando las decisiones se toman en asamblea es bastante fácil que tiendan a preservar cierta pureza ideológica frente determinado tacticismo interesado. Esta semana las CUP han dado carpetazo a tres meses de negociaciones para investir o no a Artur Mas como president de la Generalitat.

Artur Mas
La cuestión podía parecer, una vez más simple, si eres independentista votas a favor de Mas para que sea presidente y así el procés no para. De hecho muchos militantes de las CUP lo han entendido así y así se expresaron hace dos domingos 1515 de los que tenían derecho a voto. Pero la otra mitad lo que entiende es que el proceso de desconexión tiene vida más allá de Mas y no entienden la obcecación de JxS de mantenerlo como opción si tenían en sus filas a Raül Romeva (número uno de la lista), ex-eurodiputado muy bien valorado y con un gran consenso en torno a su persona incluso en círculos no independentistas, o incluso a Oriol Junqueras que también recibe altas valoraciones desde la izquierda independentista.

Artur Mas está amortizado, lo sabe todo el mundo, CDC es un partido investigado con mucha porquería debajo de las alfombras, eso también es sabido, de ahí el cambio de nomenclatura estas elecciones, por lo que el interés de mantener su nombre como opción única sólo puede entenderse bien como un intento de consolidación de delirios de grandeza o bien como un intento de conseguir inmunidad (aforada y/o mártir) ante lo que puede venir del 3% (y superior). Mas no era independentista, y no lo era cuando CDC, a través de CiU, manejaba el cotarro a su antojo, o peor, lo era pero lo supeditó al interés personal de medrar en el partido del "ara no toca" ya que nunca se le oyó decir nada al respecto. Mas, y CDC, se tornaron en independentistas cuando la suma de ERC, CUP, RCat, DC y otros le hicieron pensar en que perdía la hegemonía y por tanto el poder. Difícil es pensar que ahora sean los adalides del nacionalismo más allá de cierto folclorismo simpático, o del regionalismo limitado de UDC.

La gente de las CUP no se ha caído de un guindo y lógicamente no se fían de alguien así, suma que hay quien antepone los principios del partido y no pueden investir a un presidente que no ha combatido fehacientemente los recortes y que apoyó como vicepresidente a un Aznar venido arriba, ni mucho menos al máximo representante de un partido investigado por el cobro de comisiones ilegales y que no abjura de Pujol y familia. De ahí los 1515 que votaron en contra y dejaron la papeleta en manos del consejo político. Consejo político que tomó la decisión de no investir a Mas sabiendo que iba a generar tanta controversia como si hubieran decidido que sí, situación de loose-loose.
Oriol Junqueras 
La opción lógica que debería darse ahora llega dos meses tarde, cambio de candidato, retirada de Mas por la puerta falsa y con el premio de consolación de ser recordado como el chivo a sacrificar por el bien de la independencia. De hecho las CUP han avanzado que si el candidato es Junqueras votarán sí. La patata caliente en manos de JxS, "quítate tú para ponerme yo y que el choque de trenes no descarrile antes de tiempo".

Son tiempos interesantes para la política.

1 comentario:

  1. He conocido este blog a través del concurso de los Premios 20Blogs de La Blogoteca, un blog interesante por cierto, mi enhorabuena !!
    Te invito a pasarte por mi blog participante por si puedes darme algún empujoncito o simplemente quieres visitarlo:
    "Licencias de Apertura y Actividad"
    http://lablogoteca.20minutos.es/licencias-de-apertura-y-actividad-53669/0/
    o
    www.madridlicencias.com

    Suerte y gracias!

    ResponderEliminar