viernes, 22 de diciembre de 2017

21D: el día después


Como ya va siendo habitual me permito un pequeño análisis personal de la contienda electoral celebrada ayer en Catalunya. Para empezar y como no puede ser de otra manera un poco de matemáticas para tener los datos claros.


20172015
37
25
1.102.099736.364
25,37%17,90%
34
62
940.602
21,65%1.628.714
32
929.40739,59%
21,39%
17
16
602.969523.283
13,88%12,72%
8
11
323.695 367.613
7,45%8,94%
4
10
193.352337.794
4,45%8,21%
3
11
184.108349.193
4,24%8,49%

Todos ganan

Parece una perogrullada pero esta vez casi es así, me explico. Hay un hecho que es innegable y es el ascenso de C's con doce escaños y trescientos cincuenta mil votos más que hace dos años. La formación naranja es la que ha sabido capitalizar mejor la crisis en clave unionista con un discurso inequívoco que buscaba el enfrentamiento con el independentismo y que lo ha encontrado en todas las dimensiones. Ciudadanos es un partido de derechas de corte neoliberal (a ellos les gusta llamarse de centro, como a todos los de derechas) pero que en estas elecciones se ha mostrado como aquel amor despechado sin motivo aglutinando a aquellos contrarios a la independencia y que se identifican con un españolismo sin complejos tajante y contrario a la sola idea del independentismo.

Pero también gana el propio independentismo. Si nos atenemos a las cifras presentadas en este caso JxC+ERC+CUP suman setenta escaños, dos menos que en los anteriores comicios pero con alrededor de doscientos mil votos más. Aquí cabe destacar que las voces que auguraban mayor éxito a PdCat y a ERC yendo por separado han acertado, mejoran los resultados de JxSí de hace dos años pero lastran al bloque independentista las CUP que pierden más de ciento cincuenta mil votos probablemente porque al no asumir responsabilidades de gobierno, pese a condicionarlo en todo momento, no mantienen candidatos perseguidos por la justicia, algo que ha permitido mantener el tirón en los otros dos partidos. Sumemos a ello el cambio en el cabeza de lista y tendremos el por qué completo de tal retroceso. En posteriores análisis trataremos de dar más profundidad a la cuestión pero ahora quedémonos con que Catalunya es a la vez independentista y no, lo cual es ya suficientemente bizarro como para hacernos pensar en el tema un rato.

El PSC no gana mucho, de hecho sus previsiones eran un mayor crecimiento, pero pese a ello sí gana ya que aumenta en votos (unos ochenta mil) y en escaños (uno) lo que hace que Iceta, pese a la desilusión mantenga el optimismo de no haberse hundido más. Este techo podemos explicarlo por su doblez a un PSOE que tampoco llega a despegar por sus políticas erráticas en lo económico y territorial y porque su discurso de apoyo al 155 no ha sido entendido como ejercicio de responsabilidad si no de centralismo unionista lejos de aquel PSC de los primeros ochenta que defendía el derecho de autodeterminación. La filial de los de la rosa (porque eso es lo que es ahora el PSC) son culpables de creerse encuestas cocinadas y hacerse más ilusiones de las que se podían permitir, de ahí que su minisubida sea mal consuelo y duela tanto.

Y los que pierden

Aquí hay dos claros perdedores. Por un lado CeC-Podem que han pretendido una equidistancia que les ha pasado factura. Estas elecciones eran para posicionarse en un sentido o en otro y los de Domènech no han sabido explicar aquello de ni contigo ni sin ti que esta marca ¿blanca? de la marca morada ha llevado por bandera desde el principio del proceso. Creyeron ser la llave de la gobernabilidad y no lo son, pensaron ser quienes condicionarían el nuevo govern y no ha sido así, tres diputados y cuarenta y cinco mil votos menos se lo impiden. ¿Efecto Dante-Fachín? Sin duda ha hecho mucho daño todo el procedimiento que lo ha llevado fuera de Podem pero yo estoy cada vez más convencido del pinchazo de la marca de Iglesias por su manía de querer contentar a todos para no perder a nadie y que le lleva a ser un lastre que resta en lugar de sumar.

Pero lo mejor, para mí que no soy ni quiero ser imparcial, es el descalabro del PP. ¡Ocho! Ocho diputados ha perdido un partido que partía con sólo once. Tres diputados le han quedado a García Albiol que lo mandan al grupo mixto con las CUP (yo mataría por ver las reuniones y como se reparten tiempos de intervención). Se ha completado una tendencia a la baja que se anticipaba probablemente por los escándalos de corrupción (aunque ninguno en Catalunya probablemente porque no tienen responsabilidades de gobierno y por tanto oportunidades) pero con toda seguridad por el propio Albiol. Albiol se me antoja ese cuñado que se cree el centro de todo, capaz de sentar cátedra mientras pela la cabeza de una gamba y no se da cuenta de que a una parte de la audiencia le ofende su sola presencia y la otra sólo ve como mete la pata cada vez que trata de opinar sobre lo que no sabe. De Albiol sabemos que es xenófobo y racista y eso es algo que ni el votante del PP puede tragar en pleno s.XXI. Flaco favor les ha hecho y tremenda alegría para el resto de mortales, aunque durará poco, es cuestión de tiempo que su propia ejecutiva le invite a jubilarse y a dedicarse a mirar desde la barrera, pero sin animar demasiado que no queremos que se nos relacione demasiado.

Sobre el PP en Catalunya es necesario un análisis que ahora no atacaré puesto que deberás ser extenso y concienzudo, pero baste ahora señalar que con estos resultados difícilmente puede esgrimir ninguna legitimidad en Catalunya ni de gobierno ni de opinión. Cierto es que no podemos extrapolar los resultados y pensar en un retroceso similar en clave estatal, las situaciones de partida son muy distintas, pero sí hay que tener en cuenta dos cosas: la primera es que C's está listo para comerle la tostada y más pronto que tarde lo hará y la segunda es que ya no puede contar con el discurso de la mayoría silenciosa puesto que una participación del 82% deja pocas dudas sobre la representatividad de los resultados. El PP, por mucho que sea el partido de gobierno tiene que tener claro que en Catalunya no se le quiere, que es residual y que no puede arrobarse legítimamente el derecho al gobierno ni por el 155 ni por ninguna otra opción. Y por último hay que tener claro que el único culpable de la situación del PP es el propio PP, él solito se lanzó de cabeza al 155 pensando que reactivaría una mayoría silenciosa, él solito planteó unas elecciones en poco tiempo con los corazones calientes, él solito las convocó en jueves esperando desactivar al electorado que tenía dificultades de conciliación para votar, él solito pretendió dejar descolocados a todos los partidos con la prisa de la convocatoria, él ha dado argumentos al voto independentista facilitando mártires y argumentos, él solito ha encarnado el discurso anticatalán que no gusta ni a los catalanes que se sienten españoles. Por mi parte si desaparece al estilo Unió o UPyD me vale.

Conclusiones preliminares

Necesitaré más entradas para analizar en profundidad que ha significado el resultado de estas elecciones pero vaya por delante un telegrama con lo básico y que no podemos obviar de ninguna de las maneras:
  • El resultado arroja un panorama no muy diferente al anterior por lo que el enrocamiento no se ha solucionado y es necesario otro enfoque.
  • Los partidos "unionistas" no puede seguir hablando de gobierno ilegítimo ni de manipulación.
  • Todo el mundo debe asumir el independentismo como algo real y no pasajero por lo que ya no caben soluciones policiales ni criminalizar ideologías que no son de odio.
  • El PP es una fuerza residual en Catalunya.
  • C's ha ganado las elecciones como partido, pero no podrá formar gobierno. La política de bloques le niega la mayoría suficiente.
  • Ante el inmobilismo de la situación ahora Europa no puede mantenerse al margen y obligará al gobierno español a mover ficha para desencallar la situación (todo sin publicidad, claro) aunque es bastante probable que Europa, como siempre, sea incapaz de reaccionar a tiempo y acertadamente.
  • Es muy posible que la reacción del PP no sea inteligente y peque de virulenta contra todos aquellos que tiene encausados y que no levante el 155.
Lo dejaré aquí por hoy, la entrada es larga y densa, pero trataré de desarrollar el análisis en los próximos días ya que queda mucho en el tintero y se abren tiempos interesantes (aunque parezca que repetidos).

3 comentarios:

  1. ¿de donde has sacado los datos de resultados? en todos los sitios que he mirado Cs tiene 36 escaños y el PP 4, por tanto el escaño que le regalas a Cs le corresponde al PP, no es que importe mucho pero hay que ser exactos.

    Estoy básicamente de acuerdo con tus conclusiones, pero aún siendo acertadas se puede hacer otra lectura: todos pierden.

    Cs pierde porque su objetivo era colocar a Arrimadas de presidenta y anular el independentismo y ha quedado muy lejos de la mayoria absoluta necesaria para lograrlo porque no ha sabido construir un "bloque del 155", ha ido por libre, sin tender puentes aún sabiendo que le iban a ser necesarios.

    El PP pierde... por todo, lo mires como lo mires, no estoy de acuerdo en que pierda por ser visto como el partido reaccionario del 155 porque Cs ha elegido levantar esa bandera y le ha ido muy bien en aumento de votos. Mi impresión es que el PP pierde fundamentalmente por representar España en una confrontación muy polarizada: Cataluña vs España o incluso España vs no España

    JxCAT pierde también por muchas cosas, no ha sido capaz de mantener el bloque independentista y aunque se pueda argumentar que era una estrategia calculada que les ha dado resultado la realidad es que fue una consecuencia no deseada, antes de la elecciones todo eran vonces criticando que no fuesen juntos y considerandolo inexplicable y la estratégia de CP era claramente una lista única. Pierden también porque han desgastado y diluido la nueva marca (PDCAT) antes siquiera de echarla a andar y porque han construido un "partido" (una lista) unipersonal dependiente de un sujeto con un futuro político cuando menos dificil.

    ERC pierde porque no ha logrado convertirse en el partido hegemónico del independentismo y eso que lo tenia a huevo, con un (vice)president en prisión, muchos cargos perseguidos políticamente y un president que reúne todos los males y las vergüenzas del procés, le podrían haber atacado políticamente haciendole responsable del encarcelamiento de Junqueras, del desbaratamiento de la república, del ridículo institucional, de la ausencia de planes y organización en la construcción nacional, de cobardía... en fin, un largo etcetera de armas políticas que tendrían que haberles llevado en volandas a ser la primera fuerza y al presindencia de la Generalitat y sin embargo JxCAT les ha ganado la partida en condiciones precarias.

    la CUP pierde mucho y es bastante asombroso teniendo en cuenta que no estaba en el gobierno y por lo tanto no se quemaba por ello y solamente recogía los frutos de su actividad, todo el mundo veía como la principal fuerza que empujaba hacia la DUI era la CUP y sin embargo ha recibido un castigo electoral considerable, deberían analizarlo y pensar si la gente quiere la independencia y/o la república de esa manera.

    el PSOE también pierde un poco por lo mismo que Ciutadans pero estos ya no se creían que fuesen a ser presidentes y jugaban a la ambivalencia del centro político así que no se nota tanto y pueden decir que han ganado un poco (en votos) pero están lejos de ser una fuerza de referencia en Cataluña donde son ya cuarta fuerza y puede que acaben peor, muy malas noticias para el PSOE en unas elecciones generales

    CeC-Podem son sin duda de los que más pierden junto con el PP, esto tienen que hacerselo mirar cuanto antes si no quieren ser tan residuales como el PP, con el problema añadido de que han perdido tanto en Cataluña como en el resto de España porque su mensaje no se entiende en ningún lado, en unas elecciones polarizadas ellos han decido colocarse en el centro aritmético, teniendo un enorme extensión a un lado y a otro ellos eligen colocarse en la linea que las separa, es decir ocupar un lugar de extesión cercana a 0.

    ¿No hay nadie que gane pues? nadie, no. Un reducido partido en los arrabales del arco político se ha mantenido dignamente (incluso puede que haya crecido en votos, no tengo los datos) en una dicotomía política del nosotros o ellos, ese partido es el PACMA, digno de mención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los datos los saqué de la web de la Generalitat antes de que bailara un escaño por Tarragona de C's a PP por el voto por correo por lo tanto eran resultados provisionales por la fecha. Quizá debí de señalarlo para que no hubiera lugar a dudas, tomo nota.

      En cuanto al resto de tu análisis estoy completamente de acuerdo. Hay muchas aristas en los resultados y no puede señalarse una sola como causa de los mismos. Y sí C's apopyó el 155, pero no les ha pasado factura, puede que por no titubear en la demanda del mismo y así aglutinar un voto que demanda "mano dura" contra en independentismo.

      Eliminar
  2. Como ves, ambas lecturas (todos ganan y todos pierden) tienen sus argumentos y seguro que se pueden hacer muchas otras lecturas intermedias.

    Para mi lo preocupante de estas elecciones (y las que nos quedan) es que se han planteado exclusivamente en términos identitarios y emocionales, nada de política, nada de razón, nada de economía... dramático.

    ResponderEliminar