sábado, 12 de enero de 2013

Píldoras I

El gobierno debería reformar la justicia.


  • Se deberían eliminar (otra vez) las tasas de acceso. Efectivamente son un factor disuasorio, de hecho son un factor discriminador que puede dejar indefensos a muchos ciudadanos.
  • Se deberían unificar juzgados y eliminar incompatibilidades según el estatus del procesado (famosos aforados).
  • El Consejo General del Poder Judicial debería estar formado por jueces elegidos por los propios jueces según un sistema electoral limpio, transparente y ecuánime. No pueden perpetuarse clientelismos políticos.
  • El Tribunal Constitucional debe ser un órgano consultivo previo a la publicación de leyes y no un reformista de las políticas de gobierno.
  • Deben limitarse los acuerdos extra-judiciales. El beneficio del acusado no debe exceder el beneficio social obtenido de acortar el juicio o por informaciones que deriven en otros procesos judiciales. Particularmente deben excluirse acuerdos en casos de prevaricación, malversación o de cualquier otro tipo que afecten a políticos, partidos políticos o cualquier otro alto funcionario, estos, más que otros, deben sufrir castigos ejemplarizantes.
  • Se debe establecer una doble escala penal. Aquellos que cometen un delito por vez primera o por necesidad deben poder acceder a ventajas y beneficios orientados a su reinserción social. Reincidentes, estafadores y cualquier delito cometido sin atenuantes por circunstancias personales o sociales deben ser castigados de forma punitiva ya que parece claro que la reinserción no es posible.
  • Aquellos condenados por delitos causados o agravados por desequilibrios o enfermedades mentales no deben poder acceder a reducciones de condena si no ha habido un proceso psicológico o psiquiátrico exitoso.
  • Se debería someter a todos al dominio de la ley, incluidas figuras públicas actualmente no responsabes judicialmente (y a su descendencia, claro).
  • Deberían reformarse leyes no acordes con el momento actual (p.ej. la actual ley hipotecaria).

No hay comentarios:

Publicar un comentario