jueves, 15 de noviembre de 2012

Dios Salve a La Reina

concierto

Pablo PadínLo prometido es deuda, y prometí hacerles publicidad. ¿Porque la necesitan?, pues no, en realidad no les hace nada de falta. Son argentinos (de Rosario) y llevan más de seis años viniendo por aquí y creciendo. No son imitadores, homenajean y representan a la perfección aquello que muchos, ni ellos siquiera, pudimos ver en directo. Son Dios Salve A La Reina y reviven la magia de Queen en directo.
Francisco Calgaro
Ezequiel Tibaldo y Matías AlbornozLa formación que presentan es la misma que la original, cuatro artistas tocando guitarra, bajo y batería con un genial Pablo Padín en el papel de Freddie Mercury. No puedo decir que lo haga bien, me quedaría corto, lo borda, no es broma, tienes la sensación de estar delante del famoso vocalista reencarnado. Un registro vocal idéntico y una impersonación impecable le valen el título de mejor imitador, perdón, homenajeador de tan ilustre artista.


Otro componente, Francisco Calgaro, calzando peluca y con una Red Special entre las manos, no puede menos que personificar al gran Brian May. Sinceramente, su virtuosismo con las seis cuerdas no ha hecho más que crecer desde la primera vez que disfruté de un concierto de DSR en un lejano octubre de 2006. Igualmente impresionante es la interpretación del "Too much love will kill you". Me quito el sombrero, ¿quien no?
Poco más se puede decir, John Deacon y Roger Taylor tienen sus alter egos en Ezequiel Tibaldo y Matías Albornoz. Un discreto segundo plano parecido al que desempeñaron los originales aunque, una vez más, la comparación no desmerece al imitador, digo, homenajeador.


Y alguien se preguntará, ¿por qué ahora todo esto?

Pues en primer lugar porque uno de los objetivos del blog es dar rienda suelta a lo que se me ocurra, sin cortapisas ni (casi) autoregulación.

Y, en segundo lugar, alguien a quien quiero mucho estaba a punto de darle un infarto si este año no podía verlos en concierto y ¡ESTE SÁBADO VAMOS!


La imagen del principio cuenta dónde, fecha y hora, y el resto ya se sabe: disfrutar un par de horas con una recreación del gran/famoso/inigualable concierto que Queen, los originales, ofreció en el estadio de Wembley en el '86. Y por si alguien tiene alguna duda de la calidad de la banda, un par de ejemplos, dos canciones que no sonarán porque en Wembley no existían aún:
 "The show must go on" y "Too much love will kill you".


ACTUALIZACIÓN:
Concierto espectacular, como siempre no han defraudado, y como siempre la amabilidad y la sencillez por bandera después del concierto, tanto la banda como LaCocina Producciones. Gracias por haberlo hecho posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario